Fundado por

Ramiro de Iturralde

ad verbum

ad verbum

Javier Camarena es un tenor reconocido a nivel mundial. Tras superar su lesión en las cuerdas vocales que se le manifestó en septiembre de 2020, ha regresado a a sus conciertos. Lourdes Morgades la realizó una entrevista sobre su debut en Barcelona. 

Ramiro de Iturralde

Por Lourdes Morgades
Seleccionado por Ramiro de Iturralde 

Después de superar una lesión en las cuerdas vocales que se le manifestó mientras cantaba en septiembre pasado en la Wiener Staatsoper, el tenor Javier Camarena ha retomado su carrera con un concierto en Montecarlo y una gira por España que empezó el 15 de enero con un concierto de arias de ópera en el Teatro Real de Madrid y que prosigue con recitales que combinan arias de óperas de Donizetti con canciones italianas y mexicanas en el Palau de la Música Catalana de Barcelona, donde debutará el día 18; el Teatro Arriaga de Bilbao, el día 21; y que cerrará en el Auditorio de Zaragoza el día 25 de enero.

ÓA: ¿Qué sensación le ha dejado el primero de los conciertos de su gira por España, en el Teatro Real?

Javier CAMARENA: Fue una noche maravillosa. El repertorio era muy exigente, muy belcantista, con mucho Donizetti, algo de Rossini y algunos toques de romanticismo con Lalo y Gounod. Estoy muy contento del resultado, me sentí muy a gusto y muy arropado por la orquesta que dirigió mi queridísimo maestro Iván López-Reynoso, también mexicano, recientemente nombrado director titular de la Ópera del Teatro Bellas Artes de México. Queda en mi memoria como uno de los mejores conciertos que he cantado.

ÓA: ¿Hacía mucho que no cantaba con público en la sala?

Javier Camarena: Canté ante público la semana pasada en la sala Garnier de Montecarlo. Fue un primer acercamiento al público tras unos meses recuperándome de la lesión en las cuerdas vocales que he padecido. Y ahora España, volver a este país era muy especial para mí. El viernes en el Teatro Real estaba muy emocionado y nervioso.

ÓA: Todos los programas de los concierto de esta gira por España empiezan con Donizetti.

J. C.: Donizetti es un compositor que siempre ha estado en mi repertorio, desde mi época de estudiante. Cuando llegué a Europa, las primeras oportunidades que tuve para cantar en Suiza fueron con óperas de Rossini y, por oferta de trabajo, me hice cantante rossiniano, pero siempre me he sentido mucho más pleno, más libre, más yo, cuando canto Donizetti.

© Tearto Real / Javier DEL REAL
Javier Camarena, en el concierto ofrecido el 15 de enero en el Teatro Real de Madrid

ÓA: Ha elegido arias de óperas de Donizetti poco frecuentes en sus programas de concierto.

J. C.: Son programas confeccionados con la voluntad de demostrar que un compositor tan conocido como Donizetti tiene cosas muy bellas y emocionantes que van más allá de «Ah! Mes amis, quel jour de fête!», «Una furtiva lagrima» o el aria de Edgardo en Lucia di Lammemoor. Donizetti escribió más de 70 óperas y apenas si conocemos una docena. Me interesa mucho presentar este repertorio para huir de lo convencional. Hubo un comentario muy curioso que me hicieron en redes sociales que decía: «Muy bien el concierto del Teatro Real, pero no hemos escuchado el Do de pecho». Lo cierto es que canté seis Do de pecho, varios Re naturales, Do sostenido, Re bemol… Notas mucho más altas. Hay mucho más que «Ah! Mes amis, quel jour de fête!».

ÓA: Los recitales que ofrecerá en el Palau de la Música de Barcelona, el Teatro Arriaga de Bilbao y el Auditorio de Zaragoza propone un viaje que va del belcantismo de Donizetti a la canción mexicana, pasando por la canción napolitana. ¿Por qué ha elegido este programa?

J. C.: Este año celebro el décimo aniversario de colaboración con mi pianista acompañante, Ángel Rodríguez, y cuando inicié esta colaboración nuestros recitales eran como estos que ofreceré en España. El hecho de que no sea un programa estrictamente de arias de ópera no le quita mérito en cuanto a la belleza y exigencia técnica a los programas. Es un reportorio versátil que quiere mostrar el gusto por cantar melodías bellas. Las canciones que hemos escogido en la parte napolitana bien podrían ser arias de ópera. Tosti es uno de los grandes compositores de canciones italianas. Me fascina cantar todo esto. Y llegamos a la canción mexicana con un bolero maravilloso que es Perfidia y temas de José Alfredo Jiménez, que sé que también fue muy querido y valorado en España. Es parte de nuestra cultura, de nuestro folclor y muestra que estamos orgullosos de nuestras raíces. Son programas de celebración del canto.

» Entre los próximos tres y cuatro años iré introduciendo en mi repertorio las óperas francesas ‘Roméo et Juliette’, ‘Manon’ y ‘Faust’

ÓA: En los recitales del Teatro Arriaga y del Auditorio de Zaragoza cantará el aria «Prendre le dessin d’un bijou…» de Lakmé, ópera que tiene previsto debutar en marzo.

J. C.: Ha saltado. Estaba previsto que la debutara en la Deutsche Oper Berlin, pero en la capital alemana han prolongado el cierre de los teatros hasta pasada la Semana Santa. Estoy enamoradísimo de esta música. Es una aria complicada, pero bellísima y me encanta cantarla.

ÓA: Ha manifestado reiteradamente su gran interés por la ópera francesa. ¿Qué otros títulos del repertorio francés tiene previsto incorporar a su repertorio?

J. C.: Entre los próximos tres y cuatro años iré introduciendo Roméo et Juliette, Manon y Faust.

ÓA: ¿Y Werther?

J. C.: Para más adelante.

ÓA: Usted ha explicado a través de su cuenta de Instagram los problemas vocales que ha venido arrastrando desde finales de 2019.

Javier Camarena: Desde diciembre de 2019 arrastraba cansancio y cuando empezó el confinamiento, sin la presión del trabajo, aproveché para tomarme muy en serio un descanso y estuve prácticamente seis meses sin cantar una nota. Hice un concierto el 10 de mayo para el Día de la Madre, que se puede encontrar en YouTube, y algunas presentaciones para festivales y para el Met, y cuando me llegó el momento de retomar la actividad no estaba en forma. Eso fue lo que me provocó una pequeña lesión en las cuerdas vocales. Tienes el reflejo, la memoria muscular, pero no es lo mismo que estar en forma. Tuve que hacer el mismo proceso que un deportista cuando se lesiona: reposo, rehabilitación y el reacondicionamiento. Esto fue desde principios de octubre hasta finales de diciembre, en que participé en la gala de Año Nuevo del Met de Nueva York, la semana pasada hice el concierto en Montecarlo y ahora esta gira en España. Estaré más en forma conforme pase el tiempo, pero los conciertos de esta gira no son ningún entrenamiento. Un recital siempre es mucho más comprometido, expuesto y exigente que una representación operística, en las que no cantas todo el rato. En un recital estás solo y además cantado highlights.

ÓA: ¿Por qué decidió hablar de sus problemas vocales? Es infrecuente que un cantante los exponga públicamente.

Javier Camarena: Los cantantes no hablan de los problemas vocales que sufren, porque siempre va a haber un público que los juzgue. Si un deportista se lesiona, nunca nadie dice que es malo, siempre encuentran palabras de aliento. Pero con los cantantes eso no sucede. Siempre va a haber alguien juzgando. Qué triste es que encima de la depresión que te provoca no poder cantar, tengas que aguantar reproches. Todos los cantantes acaban teniendo tarde o temprano algún problema vocal y lo que quería era que el mensaje llegara a las jóvenes generaciones. Miren, esto pasa. Y cuando les pase a ustedes, si les llega a pasar, sepan que es normal, que pueden hablar de ello y que ello puede reportarles mejores consejos de cómo proceder. A veces te crees el cuento de que el cantante tiene que ser un superhéroe y el orgullo no te deja tomar las medidas adecuadas para recuperarte. Era muy importante para mí que otros puedan aprender de esta experiencia que me ha tocado vivir y puedan evitarla. He explicado lo que me pasó y por qué me pasó para evitar que a otros les pase.

«Esta pausa de la pandemia me ha permitido reflexionar y tomar conciencia de cómo combinar descaso y trabajo de la mejor manera».

ÓA: ¿Qué ha aprendido de esta situación?

Javier Camarena: He aprendido a valorar el descanso, a reconectarme con el canto después de una época muy estresante y de mucho cansancio físico y anímico. Esta pausa de la pandemia me ha permitido reflexionar y tomar conciencia de cómo combinar descanso y trabajo de la mejor manera. Todos estábamos muy acostumbrados a la inercia de nuestra vida. En mi carrera la exigencia era mucha y debía estar constantemente viajando de teatro en teatro con un calendario muy apretado que solo me permitía estar con mi familia de forma presencial unos tres meses al año. Esta también ha sido una cosa que tuvo que reajustarse. Yo sabía que ellos estaban ahí, de su apoyo a mi carrera, hablábamos cada día, pero hacía 16 años que no había estado tanto tiempo en casa con mi familia.

ÓA: ¿Le ha ido bien?

Javier Camarena: Ha ido muy bien. Al inicio de mi carrera era muy complicado estar lejos de casa y luego fue complicada la readaptación cuando regresaba a casa. Pero nos hemos ido adaptando y he tenido la oportunidad de estar más presente en mi papel de padre en la vida cotidiana. Ha sido algo que me hacía mucha falta. Ha sido un reencuentro muy feliz.

ÓA: Este pasado verano grabó Il Pirata. ¿Cómo fue la experiencia tras los problemas que tuvo en diciembre de 2019 cuando cantó la ópera en el Teatro Real de Madrid?

ÓA: Durante este periodo de pandemia ha cantado a través de pantalla y también con público en las salas de concierto y teatros. ¿Cómo ha sido su experiencia de cantar ante una pantalla sin público?

J. C.: A mí me pone más nervioso cantar ante la pantalla que en un teatro con público, porque el público te va marcando lo que vas haciendo en el escenario. Con público, uno mide las reacciones que le llegan. Con el aplauso virtual no es igual.– ÓA