Fundado por

Ramiro de Iturralde

ad verbum

ad verbum

Los históricos lo señalan como el «poeta bendito» e inclemente con los hipócritas de la fe y de la vida. No es casualidad que el Papa Francisco considere a Dante el “poeta de la esperanza” y “heraldo de la posibilidad del rescate, de la liberación, del cambio profundo de cada hombre y mujer”.

Ramiro de Iturralde

Por Ary Waldir Ramos Díaz
Seleccionado por Ramiro de Iturralde 

El próximo 25 de marzo, Italia iniciará la conmemoración del 700 aniversario de la muerte de Dante Alighieri (Florencia, entre mayo y junio de 1265 – Rávena, noche del 13 al 14 de septiembre de 1321). El papa Francisco publicará, en esa misma data, la carta apostólica: «Candor Lucis aeternae», en memoria del autor de la ‘Divina Comedia‘. El cardenal Gianfranco Ravasi anticipa el título y las intenciones del Papa. Lo hace en una entrevista concedida al diario italiano «Il Corriere della Sera», en su edición de este martes, 23 de marzo.

Los históricos lo señalan como el «poeta bendito» e inclemente con los hipócritas de la fe y de la vida. No es casualidad que el Papa considere a Dante el “poeta de la esperanza” y “heraldo de la posibilidad del rescate, de la liberación, del cambio profundo de cada hombre y mujer”.

Dante, un poeta de la esperanza
Ya en ocasión de los 750 años del nacimiento del vate florentino, el Pontífice había enviado una carta al presidente del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano, el cardenal Ravasi, celebrando la belleza de la obra del autor de «La Divina Comedia» (04.05.2015).

«Dante es, en efecto, un profeta de la esperanza, como lo considera el Papa Francisco. En la época de la pandemia vivimos un periodo de dolor, de miedo, de desánimo. Dante también vivió una época así y nos mostró cómo la gran poesía y la fe pueden florecer incluso en una tierra devastada”, explicó el cardenal Ravasi a Gian Guido Vecchi, vaticanista de Il Corriere della Sera.

Francisco recordó la admiración que durante varios siglos diversos Papas tuvieron por Dante. Bergoglio profesor de literatura sabe de qué habla y se refirió al “poeta de la posibilidad de la redención», del «cambio profundo», del «amor que mueve el sol y las demás estrellas», citando también a Pablo VI, quien asimismo escribió sobre el poeta.

Ahora con su nueva carta apostólica: «Candor Lucis aeternae», el Papa profundizará sobre un concepto muy querido para el literato y el ex maestrillo de literatura jesuita: La misericordia.

Hipocresía no es divina
Justamente, en los versos inmortales del poeta se percibe la espiritualidad que persigue la divinidad de Dios en las virtudes del perdón y en el rechazo de los defectos de la miseria de las personas, especialmente de la hipocresía.

Dante, padre del idioma italiano, equivalente a Cervantes para el español, es considerado por el Papa un artista que “nos invita una vez más a recuperar el sentido perdido u ofuscado de nuestro viaje humano y a esperar en volver a ver el horizonte luminoso donde brilla la dignidad plena de la persona humana”.

Después de todo, La Comedia – continuó Francisco – se puede leer “como un gran itinerario, más aún: como una verdadera peregrinación, sea personal, interior, tanto comunitaria, como eclesial, social o histórica.

«Es el paradigma de todo auténtico viaje al que la humanidad está llamada a salir de lo que Dante llama ‘el parterre que nos vuelve tan feroces’ para llegar a una nueva condición, marcada por la armonía, por la paz, la felicidad. Este es el horizonte de todo verdadero humanismo».

Otros pontífices homenajearon a Dante
Benedicto XV le dedicó en el sexto centenario de la muerte la encíclica En praeclara Summorum (1921), en la que evidencia «la unión íntima de Dante con la Cátedra de Pedro».

Por su parte, el beato Pablo VI dedicó a Dante, en la clausura del Concilio Vaticano II, la Carta Apostólica Altissimi cantus, donde afirmaba: »¡Nuestro es Dante! Nuestro, queremos decir, de la fe católica».

También san Juan Pablo II y Benedicto XVI se han referido a menudo a las obras del gran poeta y lo han mencionado en repetidas ocasiones. Y el Papa Francisco afirma que en su primera encíclica Lumen Fidei, se sirvió del «inmenso patrimonio de imágenes, de símbolos, y valores que constituye la obra de Dante».

Caminar por los oscuros bosques
El pontífice ya había anunciado su intención de contribuir personalmente al 700 aniversario de la muerte de Dante Alighieri con una «reflexión más amplia». Dante y su obra nos invitan a «redescubrir el significado perdido u oscurecido de nuestro viaje humano», había dicho el Papa a una delegación de la Diócesis de Ravena, donde murió el escritor en 1321 (10.10.2020).

En esa ocasión, subrayó la experiencia de exilio vivida por el poeta. Así, subrayó que este desarraigo era «una clave para interpretar no sólo su vida, sino también el ‘viaje’ de cada hombre y mujer en la historia y más allá».

Para aquellos que quieren «caminar por los oscuros bosques de nuestra tierra», dijo el obispo de Roma, la Divina Comedia – la mayor obra poética de Dante- es una fuente de maravilla e inspiración, especialmente «donde la alegoría da paso al simbolismo, donde el ser humano brilla más clara y desnudamente».

Hay una «sorprendente resonancia» en esta obra, sostuvo, que todavía habla a los más jóvenes hoy en día, a pesar de los grandes cambios que el mundo ha experimentado en siete siglos. La Divina Comedia y la vida del Poeta nos invitan a «redescubrir el significado perdido u oscurecido de nuestro viaje humano».

Una cruz de oro ofrecida por el Papa Pablo VI en 1965 con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Dante será nuevamente exhibida en la tumba de Dante. El Papa latinoamericano acogió con beneplácito la próxima conmemoración: «¡Que sea una invitación a la esperanza, cuya esperanza Dante es un profeta!».